octubre 22, 2008

Malas personas

Te conte de cuando descubri que el amor no existe?, si lo se, pero es cierto, no existe, es un sentimiento de necesidad sobrestimada, es una simple sensacion precoz y volatil, no me veas asi, no estoy amargada , y si me dan para mis chicles, que vulgar, bueno solo trato de hacerte entender , que no necesariamente debo estar siempre de mal humor o triste porque no creo que eso exista.

Fue hace unos cuantos años, cuando me di cuenta, ya lo habia percibido mucho antes, pero no fue hasta entonces que lo decubri, me cayo encima como la verdad de peso, como cuando te dicen: Deja que entre Cristo en tu corazon y las personas ridiculas se tiran al suelo y balbucean quien sabe que cosas ,asi mismo lo senti yo. Extraño pero confortante, y poco a poco fui descubriendo las ventajas de saber lo que los demas no pueden ver. No seas ridiculo, por supuesto que Dios tampoco existe, otra necesidad incomprensible y extrañamente riducula del hombre, mira que andar buscando perdon por las marrandas que cometen en una iglesia superpretenciosa con un señor crucificado de mal gusto no, no eslo mio, no soy dependiente de nadie, tu puedes pensar lo que quieras, estas en tu derecho, yo sigo creyendo que ese dios que tanto pregonan no es mas que un invento barato y de perfil inseguro e indeciso, la religion es un asco, pero no hablabamos de dios, pero ahora que lo mencionas parece que todo tiene que ver con todo, no te parece?

Ese sentimiento idiota que nos inculcan desde niños, parece una buena estrategia de mercadotecnia, empresa que nunca quiebra no importanto la epoca del año, no crees?, es malo, nos vuelve vulnerable, pendejos, dependientes, irracionales, totalmente moldeables y sobre todo inseguros, porque habria de ser bueno permitirse sentirlo, y no me vengas con que es lo que mueve al mundo,porque al mundo lo mueve la coca, las armas, el petroleo y el dinero, y que se sufre pero se obtienen recompensas ,porque para eso existen nombres muy distintos.

Si te he de confesar que aveces me gana la tristeza, pero es algo extraño, siento una inmensa nostalgia por lo que ya no me paso, y lo que ya no puedo sentir, va , tu no me comprenderias, mejor lo dejamospara otra platica....





octubre 15, 2008

Ya no tengo tiempo.....


parte I

Recargada como estaba en esa pared adornada en tonos dorados, de un estilo muy clásico, me quede observando el salón en si, lleno de gente desconocida, gente feliz; departiendo del gran evento. Sonreí, para mi misma, recordando; el bajista de la banda se divertía tocando sus intrincados acordes para una canción del hueso, me acorde de Liz, de su frustración, “Si hubiera estudiado música en la universidad, lo mas probable es que a estas alturas piense que tocar hueso esta bien y que lo haría perfectamente” … alguna vez me dijo con la ironía que acompañaban sus palabras por las madrugadas.

Me quede observando la tristeza, la falta de Ella en sus ojos y talvez fue lo mas honesto que vi ahí. Al empezar la melodía que habrían de bailar aquellos novios con sus respectivos padres, el padre de la novia, se levanto de su asiento y caminó solo a la pista con los brazos extendidos y los ojos llenos de Ella, recibió a la hija, la del gran vestido, quizás mirando en ella, a la mujer que había perdido y de nuevo pensé en Liz, y pensé en sus teorías acerca del amor, acerca de las obsoletas relaciones sentimentales, en Liz y en mi, en lo inmensamente doloroso y miserable que seria mi ser si la perdiera. Mientras bailaban juntos, Ella, la ausente, se reflejaba en sus lágrimas.

Estando en un lugar como este, el tiempo pasa tan lento y a pesar de que todos sonríen, puedo ver la hipocresía en los rostros del resto de los invitados, incapaces de comprender , es de asquearse, talvez por eso Liz nunca quiso intentarlo, siempre dijo que jamás seria la criada de nadie, que ella siempre tiene el control, sin embargo, al salir todas las noches , hace lo que hace y regresa siempre rota a cobijarse en mi espalda..

Esa noche, quizás fue el punto de partida, volví a casa cansada como muchas veces antes, ese trabajo ya comenzaba a fastidiarme pero era lo único que tenía, en el sindicato de meseros se habían portado muy bien conmigo dándome la oportunidad según ellos, talvez por la culpabilidad de la tortuosa historia de mi padre en sus filas, jamás les agradecí nada. No dejaba de ser un trabajo mediocre. Había llevado la cena para las dos, una par de pechugas en salsa de cilantro, que habían sobrado de la boda, eran las 2 de la mañana y Liz aun no volvía, me quede dormida al poco tiempo de esperarla, viendo los infomerciales en la televisión. Algunas veces no lograba entenderla, su forma de ver las cosas era muy extravagante, quizás aun hoy no concibo porque fue que estuvimos juntas., porque nuestra historia sucedió así. Liz era mas grande que yo por 4 años, pero a veces parecía que tuviera menos, tenia unos ojos rasgados pero expresivos y en la mejilla del lado izquierdo un lunar, que siempre trataba de cubrir, decía que no era nada original, y ella era única. Y lo era.

Desperté por la mañana , gracias a la luz que se colaba por la única ventana que teníamos en el cuarto, la cortina se había quedado corrida desde el día anterior, pues se suponía que la limpieza debía hacerla ella, pero eso no ocurrió, y era normal en nuestros días. Al recorrer la pequeña habitación con la mirada, la televisión estaba encendida y Liz en el sillón, dormía aun vestida.

-Que haces ahí? …
- No quise despertarte, llegue ya bien tarde… me dijo una vez que logro abrir un ojo.
- Vete a bañar, y vente a la cama, yo cierro las cortinas, todavía podemos dormir un poco mas.

Se lo pensó un rato y después accedió, nunca quise abrumarla con preguntas, solo podría hacerme daño, la única vez que discutimos sobre eso, se fue tres días y cuando volvió me hizo prometerle que jamás volvería a reprocharle nada, y ella prometió también que estaría conmigo para toda la vida. Así que había aprendido a vivir con ella de esa manera, a hacerme de la vista gorda y aparentar que todo estaba bien y que eso no me lastimaba, la verdad era que al pasar del tiempo, casi logro que se cumpliera. Yo la espere siempre todas las noches, y ella siempre volvía a mi, ese era el trato. Funcionaba.

Al salir del baño, saco sus ropas impregnadas de humo de cigarro , al pequeño patio trasero de la casa, se puso una blusa holgada y se metió a la cama, sin decir una palabra, me miro por un instante, con unos ojos cansados e inexpresivos, se giro dándome la espalda y rápidamente se quedo dormida, lo supe por su quietud, en ese momento un sentimiento de miedo se apodero de mi como un calambre, que repentinamente apareció y así mismo se fue, la observe desde la cabeza hasta los pies, la observe por el espejo del vestidor donde se reflejaban sus caderas, y pensé que no importaba lo que pasara, ella estaba en esa cama conmigo y estaba porque era su decisión, y eso era lo único que importaba, volví a quedarme dormida después de un rato.

Los domingos casi siempre lo pasabamos sin hacer nada en especial, la rutina de toda la semana, al menos la mia, me procuraban un solo dia de descanzo y era realmente descanso lo que buscaba ese dia, Liz por su parte nunca fue de rutinas asi que igual le daba quedarse conmigo todo el dia haciendo nada, y por lo general cada domingo sucedia asi.
Era domingo 21, y Liz desperto antes que yo, ya pasaba el medio dia, el sol habia cambiado de lugar y la luz dentro del cuarto comenzaba a tornarse cobriza; me dio un beso en el hombro y me hablo tan tiernamente solo un par de frases, de esas que levantan el autoestima y le dan a los buenos dias una sonrisa y buen humor para desidirse a abrir los ojos, se vistio mientras yo aun permanecia retorciendome entre las sabanas , se puso los tenis que muy pocas veces se ponia y me dijo que saldria a comprar unas cosas, yo asenti felizmente, todavía bajo el embrujo de su calido beso de buenos dias, segui dando vueltas en la cama buscando el mejor momento para desender ,cuando una idea se atreveso por mi mente,
Otra vez el miedo, las situaciones nuevas que hasta ese punto reconocia, nunca me dio un beso de esa manera, nunca me hablo asi antes, nunca salia en tenis un domingo por la mañana…… no pude ponerme en pie. Me extendi sobre la cama, mantube los ojos tan abiertos que las lagrimas por la resequedad me comenzaron a rodar por la comisura de los ojos en linea recta.

Porque? Me repetia con mil razones agregadas, pero no quice escudriñar ninguna,
(imagen de portal argentino)

octubre 10, 2008

negros....


Que se esconde detras de un nombre, de un pseudonimo, de una imagen. Que ojos tienen los que observan detras de una fotografia gris, o los que se asoman por los renglones de un texto. Que hay despues de un flash, que se dice despues de un beso. Que se siente ser el segundo de silencio al terminar una cancion. Que se espera al llegar a ningun lugar. Que se esconde bajo la voz de un mentiroso. Que es lo que buscamos en un espejo. A que suenan los adioses y las tardes de lluvia. Que es la realidad fingida. Donde seria bueno esconderse?

octubre 04, 2008

Urgencias.....II


Se llamaba Andrea, tenia unos ojos negros , enormes, de esos que no puedes solo mirar, tienes que encontrarte en ellos y entonces ser feliz por un momento, ese dia cumplia 3 años, llego pasadas las once de la mañana. La sala aun lucia medio vacia, aun quedaban estragos de la tragedia matutina, pero en urgencias, las cosas deben seguir a un paso mas veloz que en el resto del espacio, en urgencias, no se deben tener sentimientos que duren mas de una hora, o lo que dure el paciente en observacion, apesar de excavar en su historia, no debemos saber mas de lo necesario, no si aun se tiene un corazon sensible.

La gente se cansa de acusar al medico, de inhumano, de falto de tacto para manejar situaciones adversas, la verdad es que si no sucediera de esa manera y nos dejaramos llevar por cada caso dificil que vemos, ningun medico tendria carrera, todos terminariamos con los nervios destrozados al final de la formacion, ya que solo es el comienzo del infierno de cada uno. Uno sabe si al termino de esta, seremos capaces de soportar todo lo que falta, porque la vida, como la conocimos antes, termino en la puerta de un hospital.

Andrea llego aun en la mañana de ese Domingo 10 de mayo, sus padres y ella formaban una calida fotografia familiar , como las que vienen en los marcos nuevos. Tenia el cabello negro noche, que enmarcaba un rostro en realidad angelical, con esos enormes ojos negros que querian abarcarlo todo. Sus padres sonreian y jugaban con ella, pero en su rostro se reflejaba solo por un angulo discreto, la preocupacion propia de los padres cuando saben que las cosas no andan bien.

El presunto diagnostico de entrada era, cefalea generalizada; cefalea? si, en una niña de 3 años, ademas presentaba nistagmus y una ligera falta de atencion, el doctor hizo esa mueca que hace siempre que presiente que sera un caso complicado, los demas la revisamos, historia clinica y preguntas hasta el hartazgo, laboratorios y esperar. Andrea parecia cansada, pero era una niña para guardarse en una cajita de cristal, sonreia y era amable y no lloro mas de lo usual cuando las agujas perforaron sus venas. Era muy valiente, la madre tambien. El que nada sabe, nada teme.

El doctor nos llamo a un consultorio vacio contiguo a urgencias, para entonces Andrea era la unica paciente en la sala, seguiamos bajo el mal augurio quizas. Comenzo a explicarnos el caso, los datos clinicos, preguntas y respuestas, conclusiones: todo apuntaba a una masa tumoral, se necesitaba una tomografia y explicarle a los padres, que para llegar al diagnostico se necesitaban metodos invasivos, que posiblemente el tratamiento seria dificil tambien.

Llevarla a la tomografia fue muy sencillo, para Andrea todo era un juego aun, nos sonreia a todos, sus ojos abarcaban todo. mientras ella permanecia sedada, en el tubo enorme, la imagen radiopaca de su cerebro se revelo ante nosotros, como la fotografia de una tragedia, las caras de nuevo se alargaron las manos en reflejo taparon las bocas, en señal de incomprension. y un pensamiento ocupo el cuarto donde atonitos observabamos a un invasor agresivo en la cabeza de Andrea. Como es posible que estas cosas le pasen a una niña como ella, a un niño en general, y se siguen preguntando sobre la existencia de un dios, por supeusto que no, eso solo es una ilusion una necesidad mal enfocada.

Esperè la impresiòn mientras se llevaban a Andrea de regreso a la sala, yo seria el mensajero de malas noticias. Al ver esa imagen, el doctor miro el suelo por segundos apenas y mando llamar de inmediato al neurocirujano, ventajas de primer mundo en un mundo de tercera. La madre aun sin comprneder nada veia como a todos el rostro nos habia mutado. El doctor la tomo de la mano y le explico, la segunda vez en una mañana, sus nervios eran de acero, pero en sus ojos se reflejaba el dolor ajeno, al fin de cuentas el tambien era padre. Y de nuevo alguien se quebraba en aquella sala, sinembargo , ella , enjugo las lagrimas en las mangas de su sueter, y aparento que nada pasaba para Andrea, lo que debe hacer una madre.

El neurocirujano llego muy ràpido, era un excelente especialista muy entregado a su trabajo, reviso a la niña entre juegos, lo que ayudo a que ella no lo viera como un extraño, al dejarla, vio la TAC, se dirigio a nosotros y dijo, parece un glioma, justo en el quiasma optico, por eso la cefalea , por eso el trastorno de los ojos, la trajeron justo antes de una trajedia, talvez la presion intracraneal que hiba en aumento, terminaria por hacer botar los ojos , fuera de sus orbitas y entonces seria aun mas traumante. Con palabras aun mas sencillas se lo explico a los padres, la madre tomaba del brazo a su marido quien no pudo contener las lagrimas. De seguro en su cabeza solo habia una pregunta, igual a la que todos ahi teniamos: Porque?

Salio el neurocirujano dejando instrucciones, hablo con el medico a cargo, y solo esperaba que estubiera todo listo en quirofano, todos nos movimos para cumplir las ordenes, ademas ya empezaban a entrar mas pacientes a observacion, no podiamo estar todos ocupados de un solo caso. La madre de Andrea se acerco a mi, justo cuando estaba por salir de la sala, me tomo del brazo y me pregunto si todo saldria bien, yo le explique de nuevo en que concistia la intervencion, le dije ,que la pasarian a quirofano, porque lo primero por hacer era bajar la presion intracraneal de Andrea para frenar los sintomas producidos por el tumor, se le colocaria una valvula que regularia esa presion, le dije que era un procedimiento muy sencillo y que se hacia muy seguido en el hospital, que no correria mayor riesgo, ademas se trataba de un excelente especialista. No menti, solo omiti un poco de informacion, ella no necesitaba saberlo todo, siempre habia riesgos, pero ella tenia su Fe y eso era suficiente entonces. El rostro de la madre, desencajado esbozo una sonrisa, yo sabia que lo peor estaba apenas por venir.

Al regresar a urgencias, una enfermera y yo teniamos que cortarle el pelo a Andrea, prepararla para la intervencion, respiramos profundo, y fuimos hasta ella, la madre la arruyaba entre sus brazos, le explicamos lo que hariamos y entonces parecio como si todas las palabras, todas las explicaciones hasta ese momento cobraran vida, en un reflejo de madre la aprisiono a su pecho, no queria soltarla, al final axcedio, la enfermera tomo a Andrea quien parecia comenzar a entender lo que ocurria, la sostube , mientras ella cortaba ese hermoso cabello negro, parecia que estabamos ante el rito anterior al sacrificio, fue doloroso para todos presenciar aquella escena, una vez que hubimos terminado, la señora tomo de nuevo a Andrea entre sus brazos, la acogio en su pecho, la sujeto de tal manera que parecia una muralla inquebrantable, parecia que sus brazos eran la barrera lo suficientemente fuertes que podian guardar a Andrea de todo mal.
Entonces comenzo el verdadero sufrimiento, se habia llegado la hora y todo estaba listo, el neurocirujano esperaba en un quirofano preparado para la intervencion, Andrea estaba lista, los unicos que no lo estaban eran los padres, cuando quicimos tomar a Andrea, la madre rompio en un llanto tan doloroso, y se negaba asoltar a su hija, ella sabia, que seria la ultima vez, que la veria de esa forma, la vida de Andrea cambiaria desde ese dia, su cumpleaños, un 10 de mayo, y jamas volveria la sonrisa a aparecer en su rosto como la vimos, y a su mirada se le restaria un brillo, un halo de inocencia, esa apariencia angelical parecia ser violentada.

Nos llevamos a Andrea hasta el quirofano, hubo que tranquilizarla un poco, igual a la madre, nos quedamos en la linea que divide el pasillo y el area blanca de los cirujanos, y la vimos entrar a un lugar para ella extraño y aterrador. Fue la ultima vez que vi su rostro, fue mi ultima guardia de Urgencias Pediatricas. Fue en verdad un dia muy dificil, que jamas se borrara de mi memoria.

octubre 02, 2008