septiembre 25, 2008

Urgencias..... parte I



(por eso no creo en los dias festivos.)


La mañana comenzo desangelada, era Domingo y sin embargo parecia tan gris, uno de esos dias olvidables, que carecen de nombre, uno siente en el ambiente , en los pasos de la gente, cuando es lunes, o en el olor del aire cuando es miercoles o viernes, este Domingo, en cambio, no tenia color, era un dia sin nombre solo faltaba la lluvia para pasar como aquellos dias de monotonia humeda que Garcia Marquez retrato en Macondo, cuando les llovio por 4 años seguidos.


Llegue a la guardia de fin de semana, llegue temprano, las noches antes de una guardia es escencial y muy aconsejable dormir temprano, el desgaste en Urgencias es extenuante y nunca hay cama y horas bastas de sueño, suficientes para reemplazar las que perdemos ahi. Al entrar , el sinsabor del domingo se extendio hasta esa sala , eran las 7 en punto, pero aun no llegaban los medicos a cargo, asi que corri hasta el comedor, la comida de un Hospital siempre es bien recibida para un pobre medico en desgracia, asi que llegue ahi, un platano a punto de maduro, un paquete pequeño de galletas Marias, un triangulo de sandwich y un vaso de atole de Maizena para acompañar, todo lo que podia caber en los bolsillos de mi bata blanca de medico pulcro, y corri de regreso justo al pase de visita de la sala de Urgencias Pediatricas.


Para ser domingo, la sala lucia desolada, solo un niño de 2 años que habia llegado en la noche y al que se le dejo en observacion por presentar crisis convulsivas , causa febril, pasado el pase de visita estaba listo para irse a casa. Cuando estas en urgencias, y ves la sala y los pasillos vacios, no debes decir nada al respecto, es augurio de mala suerte para la guardia, pero eso no lo sabian los MIPS (medicos internos de pregrado), y como el olor putrefacto en el muerto, el augurio se hizo realidad al cabo de unos minutos apenas y entonces todos quedamos convencidos de que "eso" existia.


No pasaban aun de las 8 de la mañana, cuando la jefa de enfermeras llego corriendo a la sala, yo la vi correr cuando paso junto a mi en el pasillo que dividia Urgencias adultos y Urgencias pediatria, fue un momento en el que el tiempo se detuvo, todos quedamos congelados, los pasillos ya empezaban a llenarse de pacientes, y nosotros a correr de una lado a otro, pero cuando ella paso, todo se paro, todos la vimos y nos hicimos a un lado a su paso. Corria hacia la sala con un bebe en brazos, fue una imagen horrenda, el bebe estaba desnudo, no lo traia con algo que lo cubriera, era un pequeño costal marmoreo de huesos y piel palida verdosa, ella era puras lagrimas sin voz, pero por sus dos franjas en la cofia, todos la miraban con respeto.


No hubo palabras, entrego al bebe, el doctor lo recibio y dando ordenes con rapidez, se preparo una mesa de exploracion con el carro rojo listo, una lampara con luz amarilla, las enfermeras listas, todos nos encontrabamos espectantes, el doctor tardo mas de lo acostumbrado para emitir un posible diagnostico, fue por ella, por el dolor de alguien conocido, el y otras enfermeras rodearon aquella mesa, y la rapidez seso de pronto, como cuando un ferrocarril es obligado a parar.


Muchos suspiros, caras de asombro y las palabras seguian sin aparecer. La jefa estaba afuera de la sala, se dice en medicina, que cuando el paciente es un familiar o un conocido, vale mas no estar serca, con ella se encontraba una pareja joven, los dos llorosos, los dos con cara de culpa. El doctor mando llamar a la jefa, y despues de unos segundos, se oyo muy fuerte y contundente como ella se rompio en mil pedazos.


La guardia comenzaba mal, demasiado mal, para un domingo 10 de mayo, llegaron los agentes del ministerio publico, llegaron personas ajenas al hospital, el aire se enrarecio, las caras de las enfermereas y los demas medicos se tornaban grises, llenas de un dolor colectivo. Los padres, unos jovenes de apenas 17 y 18 años respectivamente, despues de haberlo torturado, segun ellos como un juego, lo dejaron llorando hasta que el bebe murio, dijo el doctor dando una explicacion de lo que acaba de suceder.


A mi me toco revisarlo y quitarle todo lo que las enfermeras en un afan inutil, de resucitarlo, le habian colocado en muñecas y tobillos, tenia fractura maxilar derecha, fractura de clavicula y una costilla tambien de lado derecho y muchas marcas de mordidas por todo su cuerpo, sus ojos cerrados , mostraban su dolor aun despues de muerto. La jefa inconsolable, daba interminables e irracionales explicaciones de lo que su hija y su inmaduro esposo habian cometido. Recogimos al bebe lo envolvimos en una mortaja pequeña y lo entregamos a los camilleros, a los padres no se les fue permitido verlo de nuevo, no se aun, si ese fue un castigo, fue llevado al anfiteatro, pero por respeto a la jefa, que estaba en su ultima semana antes de su jubilacion, no se le realizo la necropsia de ley , dadas las circunstancias de la muerte. Apenas corrian las diez de la mañana......

2 comentarios:

polvo de menta dijo...

ay.............................
conforme lei senti algo feo en la garganta.


=(

polvo de menta dijo...

linkeada!
me caes re bien y si me gusta leerte