septiembre 23, 2008

Tres relatos treS (serie)

Y se murió……..


Si hace como dos semanas, no lo vio en el periódico?
Yo lo vi, pues yo venía en el bus.
Es que ya era bien tarde, tardamos bastante en la clínica, lleve a mi mama a la cita de cada mes, y saliendo nos subimos al veinticinco.

Veníamos a tras de el como a 5 asientos y se veía normal, bien normal, de veras, como son estas cosas, ¿verdad?
Pues uno ni se imagina lo que traen en la cabeza la demás gente. Que tal que uno anda todos los días entre rateros y de esos que secuestran y uno ni cuenta se da.

Si hombre, yo le venia viendo la cabeza, así por atrás , y pensé que venia dormido, porque nomás venia viendo pa bajo, traía una camisa gris y el pelo bien cortito me acuerdo , lo estaba viendo porque tenia un lunar bien grandote a lado de la oreja que parecía mancha y como me venia mareando , nomás le veía la cabeza pa fijar la vista algún lado..

Y ahí a la altura de la joroba de antes de llegar a Madero que se para así como si fuera a asomarse por la ventana, ya ve que esos autobuses traen las ventanas bien grandotas, y pues uno ni en cuenta, pues que iba a hacer yo.

Y bien rápido que abre mas la ventana, que se alza y que se avienta desde ahí cuando el autobús estaba en lo alto de la joroba y se cayo ,ahí hasta abajo.
Pero bien rápido yo apenas alcé la cabeza y el estaba parado y con un brinco, porque estaba bien flaco, que se alza y se aventó así bien rápido. Veníamos bien poquitos en el camión y pues cada quien venía en lo suyo. Nadie hizo por agarrarlo pues venían sentados lejos y yo; yo ya no me puedo parar tan fácil.

Nombre yo ya cuando le grite al chofer, ya se había aventado, le dije “parece, que se aventó, el chamaco se aventó”. Ya no más lo vi que cayó. El pobre chofer, que da el volantazo, pero luego luego, se enderezo.

Pues ya el chofer se paro bajando la joroba, yo me baje pa ir a ver al muchacho a ver si lo conocía, mi amá venia atrás de mi, pero ya ni la espere. Uste cree todavía movía la mano, pero tenia la cara toda llena de sangre y a mi medio cosa moverlo, la gente nomás se le quedaba viendo, las manos le quedaron arriba, traía una bolita de papel en la mano, así bien apretada y unos tenis que parecían nuevos, bien bonitos, se le rompió el pantalón en la rodilla de este lado, así como si hubiera tocado el suelo primero con la rodilla.

“Hay mijo! “ que grita mi amá,…. “ se parece al hijo de Hilda”..me dijo, yo no me había dado cuenta pero si se parecía , nomás que ya no le vimos bien la cara, pero le digo seguía moviendo la mano así poquito, la apretaba , pero no decía nada ni se quejaba, pues que mas verda?
Nombre la gente se junto bien rápido, pa cuando llegamos ahí ya había bastantita gente y como nadie venia, ni la policía ni un transito o la cruz roja, como pasa verda?, cuando ni los busca uno ahí andan.
Yo estaba ahí nomás viéndole la mano y a ver si respiraba, luego la mano se apretó así fuerte, que suelta un así como tosido, y se murió! Así, bien rápido.

Uno dice chingao, hombre, tan jóvenes y ya tan pronto se agarran de broncas, ya los chamacos viven sin ganas. Nomás dios sabe que tantos problemas traería en la cabeza,


Que dios lo tenga en su santa gloria!...




Foto: Jose Arturo Rivera

























2 comentarios:

polvo de menta dijo...

me recordo al cortometraje Heroe

polvo de menta dijo...

siii halloween es la neta, yo compro juguetitos de la epoca y calaveritas de azucar, tambien me gustan los altares de muerto.

saluditos =)