septiembre 29, 2008

Take you on my cruise


Despues de pensarlo un rato, despues de vaciar el cerebro sobre la palma de su mano, tomo las llaves y salio. No habia un lugar, no habia palabras, las ultimas se las dejo olvidadas en el libro de Hesse que cerro por la tarde, no habia tiempo, solo alguien.
Subirse al auto fue muy sencillo, encenderlo, con determinacion, e inclusive alzar la vista al camino, como quien sabe con seguridad el final del mismo. Along the way tears drown in the wake of delight.
Sabia muchas cosas, era capaz de tantas tambien, sin embargo, la seguridad no era parte de su personalidad, al salir esa tarde de su casa, dejo atras los ojos cegados de prejuicios, las ganas ahogadas de mil veces. Iria a su encuentro con lo que mas temia; iria tras su respuesta.

La historia de su vida, la historia de ese momento en particular, podria carecer de originalidad ante los ojos quisquillosos ajenos ,pero eso no le importo, sabia que en el fondo los demonios de cada quien se agrandan y se acomplejan en la cabeza de quien los posee, pedir respuestas a la persona que las tiene, lo hace cualquiera, pedir respuestas para aprender a darle continuidad a una vida dependiente, talvez solo ella.

Encendio la radio, Baby don't you try to find me Lady there is no need to fight Lady don't you try to find me Baby it will be alright.
Y una guitarra distorcionada , se precipito de las bocinas, acariciandole los ojos llorosos, por alguna extraña razon, esa cancion producia siempre ese efecto en ella, podia hacer brotar la melancolia mas tortuosa que hubiera conocido antes, como si esas notas fueran la contraseña que abre la caja con los demonios, esos que ella siempre vio con un solo rostro.
El camino siempre estuvo ahi, pero ella no lo reconocio hasta entonces, estaba determinada y aunque su autoestima no la acompaño esa tarde , tenia un plan.
El tendria que estar, tendria que ser, la respuesta, lo que siempre espero que fuera, sentarse a dejarse ser esperada necesitada por el, pero eso, nunca paso y ella sabia en el fondo olvidado de su cordura, que las cosas no estaban bien, que habia delegado a terceras , a primeras lo unico que poseia, que El, podria destruirla , aun sin proponerselo, porque ella ya estaba rota, la espera , la eterna espera, habia amedrentado su dignidad. Idealizar al igual que imaginar, fue siempre lo que ocurria con su vida junto a El, y esa idea venia revolviendo su cabeza al ritmo de esa cancion oscura que la llevaba entre lagrimas al destino destructor.

I am the scavenger between the sheets of union ,lately I can't tell for sure whether machines turn anyone y un silencio espeso la recorrio entera, y salio por la ventanilla del coche, sus ojos entonces reconocieron el lugar, sus ojos entonces vieron acercase el tiempo crucial. Detuvo el coche sin mayor problema justo donde sabia que El podria verlo, toco el claxon, y espero.
Al termino de unos segundos apenas, El bajo y se paro frente a la puerta del copiloto, los silencios volvieron por su boca, no hubo cruce de miradas, ella no pudo voltear, el carecia de sentido, y entonces ella dijo:
.-Vendras?... Y esperaba mas aun, esparaba ingenuamente que su rostro se tornara multicolor, que la expresion en sus ojos no fuera siempre de dolor al verla, esperaba, lo mismo que esperaba cada vez que lo encontraba, con esa explosion de mariposas en el estomago, mismas que pasados unos minutos se convertian en miles de insectos lacerosos.
Pero a El, las palabras no le salian, en su rostro se reflejaba la lastmima, el sentimiento mas horrible del que es merecedor cualquier ser humano, la conmiseracion, la culpa, la incomprension, la indiferencia.
Ella se acerco a la puerta del copiloto alargando su brazo,para abrirla, y dijo:
.- Vendras? en su voz una ligera linea llorosa se dejo escuchar y entonces continuo: No digas nada, no tienes que explicarme nada, solo quiero que subas, que estes conmigo, que me des lo que yo te di.
.- El tomo la puerta abierta, sin asomarse aun, y espero a que las ideas invadieran su voz falta de ellas.
Ella cerro los ojos, y espero, como bien sabia hacerlo, sabia que las cosas no cambiarian aun con su arranque atascado de coraje de esa tarde. Escucho la puerta cerrar y pizo el acelerador, mientras la misma tarde se tornaba en cobre al horizonte, mientras sus sueños se envolvian hasta desaperecer, mientras ......


White goddess, red goddess,
black temptress of the sea you treat me right. Black goddess,
red goddess, white temptress of the sea you treat me right,

Oh my love, we are sailing to Norway, oh my love to sailing to night.


3 comentarios:

rogelio garza dijo...

Herman Hesse siempre desata este tipo de pasiones. Mi favorito es Demian.

Saludos!

polvo de menta dijo...

que buena rola no?

la escondida mentirosa debajo de la mesa dijo...

si tambien demian es mi favorito...ho! usted tiene que venir a mi fiesta de "te y pate", prometo hacerle llegar pronto la invitación..un beso