agosto 07, 2008

Roble


Cuando sucede algo asi, te sacude de tal manera que no logras incorporar a ideas todos tus pensamientos, y la informacion que recibes en ese momento se fragmenta y mientras, debes aparentar elocuencia y sobriedad pero sobre todo temprana y fugaz resignacion, para los que dependen de tu enteresa,que no se quiebren y para los que te vean, te sientan fuerte y puede suceder que como el entramado cerebro se encuentra trabajando bajo virtualidades, llega un punto en el crees que en verdad no ha pasado gran cosa y tu estas intacto.


Sucedio en marzo antes de llegar la primavera, ya no recuerdo bien a bien como comenzo todo, solo recuerdo la culpa, esa que te tomas aunque todos te dicen que no deberias,de pronto una llamada a las 5a.m, que se esperaba a cualquier hora, para cualquier noticia, ya sabia que no habia vuelta atras y me culpaba tambien por eso, tan solo por pensarlo, se detuvo su corazon, y el ventilador ya no fue suficiente y yo no estube ahi.

Me quede como estaba por minutos talvez horas, asimilando, digiriendo las palabras, en mi mente solo estaba el, sentado en su sillon viendo pasar la tarde. Un viaje familiar como hacia mucho no ocurria, de camino de regreso, de reflejos y lentes obscuros para esconder el llanto, no hubo palabras por 6 horas, solo recuerdos. Siempre he disfrutado la carretera su pacividad, su soledad, la luz del sol cambiando de angulos, este viaje no fue la excepcion, tranquilizo mis ojos.

Al llegar, la casa donde creci se encontraba llena de gente tal como se veia en los dias de fiesta, y este tambien era un dia de fiesta, aunque a muchos se nos olvidaba de vez en cuando, Meya estaba tranquila como se ven las viudas, con una serenidad de hierro impenetrable con una sonrisa de anfitrion, con unos ojos mojados y el cabello revuelto, sus manos lo buscaban por toda la casa, esperando tocar las manos, que le servian de guia. Esa fue la imagen que mas me dolia ver. Habia mucha gente, todos amigos, familia, todos dolidos en un gesto sincero. Me pase el dia dandole vueltas a los hechos, escuchando las cronicas del hospital y respondiendo esas dudas que no le hicieron al doctor, los eternos "porques" que siempre llevan a los "hubieras". La noche transcurrio eterna, y nunca el, se quedo solo, talvez fue por ese sentimiento de culpa colectivo familiar, pues no estaba nadie con el cuando comenzo a sentirse mal. La gente hablaba de todo, nosotros, la familia, preferiamos evadir la realidad y continuar la platica de mil temas menos este. Hubo unas horas en las que me sente frente a su caja, junto a su hermano, y fue de nuevo como estar con el, solo por unos segundos, cuando el parecido fisico te permite remembrar su rostro para luego dar paso a los grandes "distintos" y entonces regresar a la realidad. Amanecimos con musica, sus amigos hicieron un programa musical, recordando anecdotas y cantando sus favoritas, a mi me hubiera gustado escuchar los "Cañonasos Tropicales de la TW" que escuchabamos en mi infancia, cuando el ponia sus discos enormes de Celia Cruz y la Sonora Matancera, escuchar a Sonia Lopèz cantando el Ladron, los danzones o los huapangos huastecos que ultimamente escuchaba, pero hubo de todo un poco y lo agradecimos infinitamente, sobre todo cuando el ultimo musico toco " Perfume de gardenias" y "El Navegante", imposible contener el llanto. Sin embargo, la hora se acercaba y el adios definitivo estaba por llegar, la carroza funebre que la agencia funeraria envio, se perdio pues digeron despues los empleados que al pasar por la direccion señalada, vieron tanta gente y escucharon musica de fiesta que dudaron fuera aqui el lugar indicado. Se llevaron a Benny a la iglesia y de ahi al panteon de Pueblo Viejo, donde el queria dejarse, despues de muerto. Numerosos autos, camionetas, autobuses, nos acompañaron en esa marcha lenta de camino al panteon, y al llegar ahi cientos de flores y lagrimas adornaron su sepulcro.
Despues, todo carecia de sentido, se respiro profundo por la desgracia de seguir nuestras vidas sin el. Los tramites, las gracias, recoger la casa, hacer a un lado sus cosas y llenarnos de su asusencia eso tendriamos que hacer de ahi en adelante y eso nos costo tanto trabajo.


De regreso a casa, mama era solo llanto, asi que nosotros el resto, tubimos que esconder nuestras lagrimas y aparentar fortaleza para que ella no cediera ante la depresion, que muy a pesar de todos los esfuerzos, dejo su huella indeleble en todos nosotros, los que le "sobrevivimos" a Benny.
Ya han pasado algunos meses, de vez en cuando lo veo sentado en su sillon, escucho su voz en el telefono y siento que me mira con sus pequeños ojos viejos, creo que estara esperandonos a la entrada de la casa siempre sonriendo y haciendo bromas, como le gustaba poner apodos!, el dolor se supone cada vez es menos, pero siempre encuentro algo que me regresa su rostro a la mente.Los fragmentos de recuerdos de esos dias van tomando forma cada vez mas, es por eso talvez que le lloro mas de vez en siempre.


Escuche Roble,sin proponermelo, siempre me ha gustado,es una cancion muy bella y talvez nunca antes laentendi tanto como ahora, pero hoy tiene un significado distinto y jamas la volvere a escuchar sin acordarme de Benny.

Y el arbol duerme y muere,
sin resistir sin morir...
Roble sin fin........

2 comentarios:

Edgar López dijo...

Un abrazo sincero.

Cuidate.

CILER dijo...

gracias por el coment en mi espacio , ahora vere el tuyo saludos. att: ciler