agosto 27, 2008

Bocho Orejas..... o la insoportable levedad de un bocho.

Un Bocho*









A cuatro movimientos como si fuera concierto de camara, podemos observar al Bocho* siendo descubierto cuando dormitaba placidamente de bajo de las cobijas del sofa. Notese su expresionde sorpresa.













Intentamos hacerlo reaccionar, para que se levantara y jugara, pero El Bocho* no escucho razones, se podia verlo retosando su toroso sobre el sofa, bajo las cobijas, con esa mirada dormida, y gruñiendo cual viejito enojado.






Porque?..... parecia que en cualquier momento gritaria, junto con un intento de morder la mano que lo perturba, (eso gigante que casi tapa al Bocho* es mi cabezota).
El Bocho* sucumbio ante los ruegos, sera que solo es un ser indefenso, o sera que soy mas grande, mmmm talvez es solo que le encanta dejarse mimar.
Bocho* solia ser un perro cafe, chihuahueño y panuquense, que nos alegraba los dias del 2005 al 2007, le encantaba comer hormigas, aventarse de torso al cuello y acabar con los limpiaparabrisas de la camioneta. Era la cosa mas linda que tienen los bochos.

2 comentarios:

rogelio garza dijo...

pues qué simpático.
y qué fue de él?
pasó a mejor vida?


saludos, buena tu reseña de Murakami.

ah, y te debía la respuesta a tu pregunta:

mi comentario fue tan mala onda como She´s like a rainbow de los Rolling Stones... ya viste el comercial de Sony Bravia con los conejitos de colores que ruedan? así de mala onda, tú crees?

beso chihuahueño!

la escondida mentirosa debajo de la mesa dijo...

jo jo o jo, bocho orejas es la onda!!